Este blog se alimenta de sus comentarios, sin alimento llega la inanición. Y como observarán esta ha llegado

sábado, 19 de octubre de 2013

Truco para guardar alimentos semi-sólidos y/o líquidos

Muchas veces nos ocurre en la cocina que tenemos que guardar en el frigorífico o congelador, restos de una salsa, parte de un cocido que nos ha sobrado, etc. etc y nos encontramos con que no tenemos ningún recipiente con sus respectiva tapa hermética, que nos sirva para este fin. Que suele suceder que en el mejor de los casos, los restos van al contenedor de restos orgánicos y en el peor va por un desagüe.
Todos tomamos leche y en ocasiones agua embotellada, pues bien el gollete de la botella o del tetrabrick de leche lo cortamos y lo tendremos en un recipiente ad-hoc, con su respectivo tapón de rosca.
 Ahora tomamos una bolsa de plástico susceptible para poder ser utilizada con alimentos, llenamos la bolsa con el material que deseemos, pasamos la boca de la bolsa de plástico por el gollete, como se ve en la fotografía, 

 Damos la vuelta a la boca de la bolsa de plástico, que rodeará al gollete. Apretamos un poco para sacar el máximo de aire y roscamos el tapón al gollete cubierto por la boca de la bolsa de plástico.
 Vista del cierre por la parte del gollete,   
 y vista del cierre por la parte de la tapa roscada del gollete.
Utilidad de este sistema, si es para el frigorífico, su forma amorfa y fácilmente moldeable, nos entrará en muchos sitios y en el congelador pasa lo mismo, con la particularidad que, aunque no es un cierre al vacío, tiene muy poco aire en su interior por no decir ninguno.
Un caso Practico, vamos a hacer en nuestra cocina un litro de salsa de tomate, normalmente el gasto (hipotetico) de esta salsa es 100 cc. por servicio, con lo que podemos poner diez bolsas con este sistema, y no necesitaremos ni frascos de conserva, tuppers, etc y no se mancha ningún cacharro, ya que una vez la bolsa vacía, se recupera el sistema de cierre y a la basura, por supuesto al contenedor de plásticos. 

3 comentarios:

  1. Interesante. Yo suelo usar bolsas con sistema de cierre "zip", que son aceptablemente resistentes y cierran bastante bien incluso líquidos. Ciertamente estos sistemas ocupan menos espacio especialmente en el congelador, pero sobre todo cuando vacías no ocupan nada en el cajón, mientras que los táper y sus tapas son un engorro voluminoso.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ambos por el comentario.
    Pensaba que había contestado.
    Efectivamente, las bolsas con cierre tipo zip, son más resistentes, pero también más caras. Yo tengo unas con cierre zip a las que se les puede hacer el vacío, pero son mas caras que las anteriores.
    Estas que empleo son las usuales que emplean en el comercio de comestibles para meter fruta, pescado etc. son baratas, yo las compro en bloques de cien y me son muy útiles.
    Que terminen bien el día.

    ResponderEliminar

Gracias por su visita.
Este blog no participa en cadenas, premios, memes, etc.
Agradezco a todos los que siguen mis entradas.