Este blog se alimenta de sus comentarios, sin alimento llega la inanición. Y como observarán esta ha llegado

lunes, 4 de noviembre de 2013

Lasaña al gusto de mi nieto

Esta preparación tal vez sea un poco laboriosa, pero la verdad no lo es tanto y luego el resultado final es tan bueno que merece la pena esforzarse un poco, es lo mismo que cuando pasan muchos días y días estudiando, para finalmente ser recompensados con una buena nota.
Para llegar a este final, que salen sus buenas 8 raciones,  
Empezaremos preparando el relleno principal de la lasaña para lo que comenzaremos sofriendo cebolla o cebolleta bien picada en un par de cucharadas de AOVE (Aceite de oliva virgen extra), 
Mientras se va sofriendo la cebolla suavemente, preparamos unos tomates para ser escaldados y pelados. Como ven les hago una corte en cruz, en la parte contraria del pedúnculo.
Los escaldo por unos 30 segundos en agua hirviendo, 
y como pueden ver su pelado es muy fácil, ya que no hay más que tirar de la piel por la parte que hemos hecho el corte anteriormente.
Troceamos el tomate en dados pequeños y los añadimos a la cebolla, salpimentamos al gusto, 
Cuando el tomate esté bien hecho, procuraremos evaporar el líquido que ha soltado el tomate o pasan todo por un colador de alambre fino y el líquido les servirá para tomar un chupito vegetal.
Para 8 raciones he empleado 400 gramos de carne picada, 50 gramos de jamón y otros 50 gramos de chorizo, 
Salteo a fuego vivo las carnes, que las he salpimentado al gusto, 
Cuando el picadillo de carne ha cambiado de color y se ha puesto marrón, añado un trozo de paté, cuanto mejor sea este, mejor será el sabor final de la preparación.
Una vez bien integrado el paté en la carne, se añade el tomate y se revuelve bien todo. Reservar para montar la lasaña.
La lasaña lleva en su composición salsa bechamel, está la pueden oficiar en su cocina o comprarla, viene envasa en cartones como la leche.

Hacer una bechamel es fácil, comenzaremos poniendo un par de cucharadas de AOVE y una nuez de mantequilla,
Una vez que se ha fundido la mantequilla, añadimos harina, bueno antes de continuar les voy a dar unas cantidades base para hacer una bechamel: 100 gramos de grasa (AOVE + Mantequilla) 60 gramos de harina, 1 litro de leche, si hiciera falta aligerar la bechamel añadir algo más al final, sal, pimienta, nuez moscada al gusto.
Bien, continuando con la salsa, una vez añadida la harina, revolvemos bien, 
y la cocemos hasta que se nos forme una pasta, que en cocina se denomina roux, 
Añadimos la leche, háganlo fuera de fuego para que no se les forme grumos, revolver bien y cuando el roux ha quedado totalmente disuelto en la leche, añadir la sal, pimienta y nuez moscada, ir calentando poco a poco, siempre revolviendo, ya que sino se formarán grumos.
Cuando empiece a borbotear debido a que está cociendo, la salsa bechamel engordará, si están creen que la deben de aligerar un poco, añadir algo de leche y cocer, si ven que está demasiado fluida, hirviéndola poco a poco, engordará la salsa, la consistencia tiene que quedar como una papilla. 
Las planchas de pasta para lasaña, la cuecen siguiendo las instrucciones del fabricante, normalmente unos 10 minutos.
Una vez con la mise en place lista, comenzamos a montar nuestra lasaña, que puede ser colectiva, como en este caso o porciones individuales.
Una fuente, que la hemos pintado con AOVE, sino es probable que la pasta se nos pegue a la fuente, la cubrimos con unas planchas de pasta ya cocida, encima de la pasta unas lonchetas de queso cremoso, 
encima de lo anterior otra capa de la mezcla de las carnes con el tomate, 
encima de lo anterior, un poco de salsa bechamel, que la extenderemos por toda la superficie, cubriremos con otra capa de pasta y un poco de salsa de tomate, 
Encima de lo anterior, un poco de carne/tomate y unas lonchetas de queso, 
Vuelta a tapar con un poco de salsa bechamel, pasta y encima de esta el resto de la carne/tomate.
Rematamos con el resto de bechamel y encima de esta un poco de salsa de tomate, 
cubriremos al final con un buen queso rallado y al horno a 200º C hasta que la superficie
Nos quede de un bonito color dorado.
Aspecto de una ración emplatada.

4 comentarios:

  1. que pinta y que bien alimentado el nieto

    ResponderEliminar
  2. Gracias Anonimo comunicante por su visita y comentario.
    Que pase buen día a pesar del gobierno. Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por su visita.
Este blog no participa en cadenas, premios, memes, etc.
Agradezco a todos los que siguen mis entradas.